jueves, 25 de marzo de 2010

Deconstrucción


Me gusta que me mires desnuda.
Me desequilibra pasearme desnuda frente a vos.
Pierdo la calma y la armonía aparente que suelo ostentar cuando mi cuerpo entra en el terreno de tus ojos.
Bajo tus dominios me convierto en reina y esclava, así de fácil los extremos, las paradojas, los imposibles.
Así de sencillo lo enmarañado, así de vulgar lo delicado, así de inocente lo perverso.
Porque bajo tus ojos me pongo tonta y grandiosa y crezco como Goliat pero tengo el poder de David y soy capaz de arrasar Belenes y salvar Gomorras.
Porque quiero ser pecadora y virgen, puta y angelical, porque así me siento bajo tus ojos que me deconstruyen cada vez.

Hola a todos; volví.