martes, 10 de junio de 2008

Vanidades


Samanta tenía una relación especial con los espejos. Le apasionaban.
Se sentía feliz cuando se miraba en ellos. Cuando debía salir, pasaba un buen tiempo arreglándose el cabello o confirmando que la ropa le iba a quedar bien y que todo combinaba correctamente.
Cuando terminaba de ducharse, iba hasta el espejo grande de su habitación y dejaba caer el toallón a sus pies. Se miraba desnuda de pies a cabeza. Se estudiaba. Apreciaba su bello cuerpo, sus piernas largas, su linda cola producto de varias horas en el gimnasio, sus pechos pequeños y firmes. Comprobaba que sus axilas y su pubis sigan minuciosamente depilados. Le parecían de mal gusto los pelos en el cuerpo de una mujer. Solía sentirse afortunada de no tener más que unos pocos vellos rubios en los brazos y en el bozo y liberarse de la depilación en esas zonas.
Pasada la inspección de rutina, ponía un poco de crema en el hueco de la palma de su mano y comenzaba a encremarse todo el cuerpo siguiendo el ritual diario. Comenzaba por los tobillos y seguía masajeando y subiendo por sus piernas hasta llegar al cuello. Le daba muchísimo placer sentir cómo esa crema humectaba y refrescaba su piel.
Y nunca dejaba de mirarse al espejo mientras completaba el masaje.

Un día, Samanta conoció a Martín. Era el hombre más atractivo con el que había salido. Hermoso por donde se lo mire, la chica no veía la hora de comerlo a besos.
Luego de un par de citas donde la histeria ocupaba un lugar más importante del que corresponde al bien común, terminaron besándose y enredándose en el living del departamento de ella. Samanta, rápidamente lo guió hasta la habitación.
Se desnudaron y se subieron a la cama. Allí, en la pared, el espejo era testigo privilegiado del encuentro.
Mientras se besaban, se tocaban y se susurraban palabras al oído, no podían dejar de mirarse al espejo.
Samanta se miraba.
Martín se miraba.
- Qué suerte que soy hermosa- pensó ella.
- Qué suerte que me mantengo tan bien- pensó él.

Y así, de pronto, entre embestidas y frenadas, comenzaron a pelear por el lugar protagónico frente al espejo. Se movían, se ocultaban, se desplazaban y se olvidaban de gozar con el otro.
Cuando la pasión amorosa ya estaba casi opacaba por esta guerra de vanidades, Samanta se levantó y le dijo que se retire. Que no podía, que no había onda, que, que, que… todas excusas.
Martín confundido y reconociendo que el hechizo había desaparecido, aceptó y se fue de buenas ganas.

Cuando ella terminó de cerrar la puerta, pensó:
"Y éste qué se piensa… nadie va a venir a taparme el espejo…"

37 comentarios:

Sophie dijo...

Buenísimo!!!

Hay muchas personas que cuando las veo me las imagino que de todo lo sexual que se los ve "para afuera" deben ser lo contrario "puertas adentro".
Por ejemplo, Catherine Fulop con Ova Sabatini. Que se yo, los dos tan formaditos, nutriditos, perfectitos, sensual ella, musculoso él, pieles bronceadas, cuerpos torneados y?? no sé si en la cama deben ser tan felices como cuando miran su propio reflejo.

Me imagino que personas como esas encuentran mayor placer en el espejo porque les refleja los buenos resultados de tanto esfuerzo, privaciones, tratamientos. En cambio en el sexo se suda, se despeina, se corre el maquillaje, se mezclan los fluídos, surgen otros aromas y al fin de cuentas no cuesta tanto esfuerzo y se trata de zambullirse en él y NO de mirar desde afuera.

Besos y perdón por lo laaargo del coment, es la emoción de ser PRIIIII!!! y que nadie me tapó en el espejo jajaja.

Mensajero dijo...

Entre vanidosos taparse el espejo es como entre bomberos pisarse la manguera.
Yo tengo una acuerdo muy claro con mi mujer para evitar ese tipo de problemas "cuando yo hablo a vos se te cae la quijada, cuando orbitás con tu belleza, a mi se me cae la baba".
Y claro, si encima pretende ser la inteligente yo me empiezo a depilar las cejas, dejo el churrasco, voy al gimnasio, le uso el secador y le manoteo las cremas.

CecydeCecy dijo...

muy bueno Wonder!!
hay gente que esta mas enamorada de si mismo que lo que le puede gustar al otro, parece el otro en este caso un instrumento para saciar su propio egocentrismo, no?

besos

El Fantasma dijo...

Que lindo, el narcisismo, me encanta, aunque nunca llegaría al extremo de estos dos protagonistas
Mas allá de eso... que lindo y cuantas cosas despierta, en esos momentos, estar mirandose al espejo.

güido dijo...

Buenísimo, genia!!!!
Esos dos narcisos se ahogaron en una nube de calentura.
Tendrían que haberse masturbado juntos frente al espejo, o hacerlo en público.
Me encantó el relato, una Wonder que se mete con las miserias sin perder el erotismo y con mucha gracia.
Qué características tuyas habrás utilizado para el personaje de ella?
Yo me voy a imaginar una en particular, física....
No espero revelaciones. No destruyas mis sueños.
Besos!

Tati dijo...

My bueno el relato.
Se olvidaron de mirarse a los ojos y de reflejarse en el espejo del alma del otro.

Besos

El Doc 9 dijo...

Este parece un posteo al cuidado del cuerpo, que esta bueno porque a uno le da mas seguridad, solo que estos se fueron de mambo, beso WW

Ely dijo...

le encuentro un fondo muy metaforico al asunto de los espejos. es asi, q muchas relaciones prometdoras se van al diablo cuando cada quien solo ve por si mismo y se olvida que son dos?

Graciela dijo...

a mí me dan pudor los espejos... que se lo queden estos chicos y que sigan regodeándose con su imagen, solos... bah! solos ellos y su imagen

Wonder woman dijo...

Hola mis amores!!! Miren todas las respuestas que les estoy debiendo.
Bueno vamos a organizarnos de a tres, como siempre.
SOPHIE, lo que decís de esa pareja lo pensé siempre. De hecho, una vez leí un reportaje donde ella contaba que el Ova ni siquiera la miraba cuando se paseaba desnuda en el dormitorio y que tenía que soportar que él la rete si un día rompía la dieta. No!!!!! Andá!!!!
Por otro lado, lo que decís de lo "desprolijo" del sexo es verdad. Debe ser muy feo estar en medio de un round de amor y tener que cuidar las formas.
Y usted sabe que sus comentarios largos son muy bienvenidos por aquí. Besotes!!!
MENSAJERO, me sorprende un comentario tan machista de su parte. Diga que ya lo conozco lo suficiente como para saber que está siendo irónico.
Por otro lado, está muy bien que siga babeándose por su mujer. Ella se debe sentir muy satisfecha.
Y tenga cuidado... a ver si se encariña con las cremitas. Besos.
CECY, lamentablemente, así es. Cuando estamos tan atentos al aspecto externo, nos perdemos tantas pequeñas cosas... Besitos.

Wonder woman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wonder woman dijo...

FANTASMA, personalmente, me encantan los espejos en la habitación. Pero no me miro a mi, miro la escena... no lo puedo evitar. Me encanta mirar a mi compañero. Besos.
GÜIDO, tenés piedra libre para imaginar. Gracias por los elogios, tontito. Y sí, tu propuesta es mucho más atinada para esos dos bellos narcisos. Besotes.
TATI, bienvenida. Claro, se olvidaron del toque de romanticismo. Mirarse a los ojos mientras se hace el amor es espectacular. Beso.

Wonder woman dijo...

No DOQUITO, no es un posteo al cuidado del cuerpo. Es a la vanidad y a otras características bastante despreciables que tiene algunas personas. Sabés que pasa?? Vos sos demasiado buen tipo como para ser egocéntrico y vanidoso. Besotes.
ELY, divina, muy buena tu mirada. Así es, usted lo ha dicho. Besito.
En serio GRACE? Te dan pudor? Una mujer tan hermosa como vos tendría que mirarse y dejarse ver en los espejos. Besotes.

Mensajero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mensajero dijo...

Me burlaba de mí, de mi género, de la actualidad. Es que la escena del post "refleja", je, el drama de la pareja moderna.

Las mujeres reclamaron su derecho y los hombres nos amariconamos. Como el metrosexual de la historia.
"-vos podes liderar, yo puedo usar cremas"

Me gusta que los reflectores sean para la mujer, aunque acepto todo lo contrario.
Pero eso sí, somos machos o somos putos, histéricos no.

Wonder, felicitaciones por este fresco 2008 sobre la vanidad. Se me hizo extremadamente divertida la situación, es oro en polvo en manos de dos actores,

WaitMan dijo...

Ay Wonder Wonder... siempre usted metiendo el dedo en la llaga de las miserias.

Digo yo: no debo ser el único que lee sus relatos, y se imagina como protagonista.
¿no es eso ser también algo narcisista?

Al menos su pareja miraba el espejo. Se de algunas que se peleaban por mirar la tele

Damián de Haedo dijo...

Muy bueno!
Me hizo acordar a American Psycho, cuando el tipo cogía se miraba al espejo todo el tiempo, trabando los músculos, posando...
Y lo que dice Sophie de Ova de Cathy es tal cual.
Besos!

el_iluso_careta dijo...

CHE NENA BUENÍSIMO...ME ENCANTÓ...

Bitter dijo...

Bueeno, bueno, me siento rara con eso de los espejos, no me gustan, es más, cuando llegué a mi casa me demoré casi 1 año en comprar, era chistoso vestirse frente a la pantalla de TV ;).
Mi pareja me dice que tengo complejo de vampiro ;P .
Las vanidades y los egos, cada uno con su rollo...uhmmm Samanta debe saber que tiene que buscarse a un tío que le encante verla a ella y no uno que venga a hacerle sombra.
También tengo mis obsesiones y los entiendo de alguna forma.

besazos

Wonder woman dijo...

MENSAJERO, creo que más que la característica metrosexual de muchos hombres de hoy en día, la histeria se puso muy de moda.
Usted dice que no. Debo diferir. Esta hoguera de vanidades, lo superfluo de lo fashion, el cuidado personal exagerado y la preocupación por el qué dirán, ha convertido a muchos hombres en histéricos sin remedio.
Una pena, vea. Son tan lindos bien machotes, tan hombres y destacando, justamente, lo que los diferencia con las mujeres... Beso.

Mensajero dijo...

Wonder, no diferimos, no quedó claro mi alegato....
"seamos machos o seamos putos, pero no histéricos".
Desde luego que la histeria gobierna nuestra época.

Wonder woman dijo...

WAITMAN, no me parece que "interpretar mentalmente" mis relatos sea narcisismo.
Es utilizar correctamente a la literatura. Viajar a lugares lejanos, ponernos en la piel del otro, sentir cosquilleos, miedos, alegría es parte de la magia.
Es eso egoísmo? Si es así, soy muy egoísta. Por ahora, mi imaginación es uno de los pocos bienes inconmensurables y ¡gratuitos!
Besos en la punta de la nariz.
DAMI, ahora que lo decís, tenés mucha razón. Esa escena la recuerdo muy patente porque me chocó mucho ese costado narcisista del protagonista. Besotes.
Hola querido ILUSO! Gracias. Besos x 3
BITTER, sos maravillosa. Complejo de vampiro!!!! Ajajajaj! Y, puede ser...
Y Samanta, pobre... y sí. Tendría que buscarse a un hombre que la admire a ella y sólo a ella. Besitos!!!

Wonder woman dijo...

MENSAJERO, que bueno que estamos de acuerdo. No se me ponga histérico que voy a tener que retarlo. Besos...

Juliana dijo...

Excelente Wonder!!!
Y me encantó el comentario de Ely, porque yo también lo interpreté para ese lado, no sólo para el lado de la estética.
Brillante, como siempre señora. Y muy buenos todos los comentarios.
Besotes!!

WaitMan dijo...

Gracias, Wonder.
Simplemente buscaba contradecirla un poco, para que usted me dé un besito en la punta de la nariz.
Gracias

rastelman dijo...

muy bueno
a mi, cuando el espejo no me devuelve una imagen medianamente aceptable de mi mismo me da triste

Wonder woman dijo...

Gracias JULI. ELY es una niña muy sabia. Besotes.
WAITMAN... me pelea porque le gusta que nos reconciliemos... mire que es...
RASTELMAN, usted es muy buen mozo. No tendría que preocuparle esas nimiedades. Besos.

OliverX dijo...

Bueno, me sorprendió el final. Creí que iba a prevalecer el deseo real y concreto al capricho de la vista. (Final alternativo ;p)

Lo interesante es ver que cuando lo igual busca a lo igual, y la esencia de esas personas es el ego, no pueden compartir más que momentos efímeros.
Besos.

Stella dijo...

Me lo imaginé como una escena de alguna película y me pareció fabuloso!
Ya la habrán filmado? Estaría muy bueno!
Qué lástima que se privaron de pasar un buen momento!

Besoss

Wonder woman dijo...

OLIVERX, a usted le gusta el happy ending... mire que salió romanticón, eh?? Besitos.
STELLITA, ya estoy escribiendo el guión. Y si, por vanidosos se perdieron un buen momento (diría Closs). Besos!!!

rastelman dijo...

espejaime en el techo y debajo van girando en la cama como poyito al spiedo y todos contentos

HernAn(Ktorse) dijo...

Me rasco la barbilla, vuelvo a acomodar con mi dedo índice los anteojos sobre mi nariz y diagnostico: no es amor por lo que refleja el espejo sino que espaja
Yo también disfruto cuando la estética que me devuelve el espejo me agrada, pero nunca en los términos de cuando comparto la cama con quien me calienta.
En ese momento toda la atención es acreencia de la compañera, no he tenido experiencia con Samantas.
Buen finde WW!

franco tirador dijo...

Volvió el blog de Franco...
www.yonosoy-sosvos.blogspot.com
saludos

(((sorry, copié y pegué xq ando en campaña, en un rato vuelvo y te comento)))
besos

franco tirador dijo...

1º- no se cuando ni donde escuché algo parecido a: "no te enamoraste de mi, sino de vos cuando estás conmigo"...
me acordé de eso.
2º- no me gustan las mujeres depiladas como muñequitas (está mal? soy muy antiguo?) y bueh...
3º- WW genial como siempre.
beso grande

Wonder woman dijo...

RASTEL, de no querer mirarse pasó a imaginarse un sanguchito de espejos!!!! Muy bien. Besos.
HERNAN... te estaba esperando. Claro que el espejo espaja en este caso. Como dijeron por ahi... Que tengas un hermoso fin de semana. Besotes.
FRANCO!!! Qué bueno que volvió tu blog. Ahora voy a visitarte.
Sobre las mujeres, no hay nada establecido. Cada una hace con su amiguita lo que le de más placer. Si a vos te gustan peluditas, ¡a por ellas! Besos.

Howard Roark dijo...

Jejeje... Grande Wonder! Me encantó! No voy a juzgar ni a Samanta ni a Martín, pero me parece que el narcisismo es como todo, está bien mientras no se abuse... O sea, un poquito está bien... Ser un poquitiiiiiiiito narcisista me parece que es parte de la seducción.

Por otra parte, me los imaginaba a los dos peleando por el protagonismo en el espejo y me causaba mucha gracia. Y no me acuerdo en este momento de algún relato tuyo con un poco de humor disparatado.

Gracias W!

PD: Y muchas gracias por las palabritas que me dejaste el otro día...

Wonder woman dijo...

HOWARD querido. Gracias por no dejarme riendo sola. A mi también me causaban gracia mientras describía la situación.
Y lo otro... bueno, no hay nada que agradecer.
Besotes.