lunes, 5 de mayo de 2008

¿Qué almorzamos?


Casi se atraganta con el pedazo de pollo que acababa de meterse en la boca. Qué sorpresa. Qué inesperada y franca sorpresa.
Al principio se quedó tieso, pensando por dos segundos qué había sido eso. Luego, dejó el tenedor sobre el plato y levantó la cabeza mirando a sus tres compañeros de mesa.
Los observó uno por uno y ninguno de ellos parecía inmutarse por la mirada de él. Ni su mujer Julia, ni su socia, ni Rodolfo.
Su amigo, que se encontraba a su lado, contaba ligeramente y entre risas sus aventuras del último viaje a Brasil en compañía de su nueva novia. Mientras, las dos mujeres lo miraban y compartían las anécdotas con carcajadas cortas.
Volvió a clavarle la vista a Julia al mismo tiempo que, por segunda vez, un pie lo acariciaba suave pero intensamente en la entrepierna.
Estaba seguro que su esposa no era la que estaba haciendo eso. Julia solía ceder ante sus caprichos de cama, pero jamás tendría ni la iniciativa ni la astucia de hacer algo así debajo del mantel de un restaurante. Por lo menos, no con él.
“Es Marcela… esa perra… Y ni siquiera me mira. No me hace un guiño de confianza. Me está volviendo loco”, pensaba, excitado y confundido.
La socia se había sacado el zapato de taco y había estirado su larga pierna hasta apoyar completamente la planta del pie en el sexo dormido de su colega.
Él le miraba las manos que sostenían una copa con restos de vino tinto. Con el dedo índice, bordeaba la copa despacio, sin llegar a hacer sonido alguno. Y se reía cuando escuchaba y miraba a Rodolfo. Y mientras, le apoyaba descaradamente el pie en la entrepierna a su socio, masajeando, comprimiendo, acariciando, subiendo y bajando, jugando con los dedos sobre el pantalón de vestir que no suele disimular un pliegue.
“Y si Julia se aviva?? Qué hago? Esta perra…”
La situación lo excitaba de sobremanera. Mientras, el zopenco de su amigo no dejaba de hablar.
Julia se excusó, se levantó y se dirigió al baño. Y en ese momento, por primera vez, Marcela levantó la cabeza y le clavó la mirada por diez segundos, que para él fueron una eternidad.
“Cínica, maldita, después que me diste vuelta la cara mil veces… tendría que levantarme e irme, pero no puedo, no en este estado... qué perra”
Y los pensamientos se tropezaban y caían, mareados, en un barranco sin fondo.

Como si nada, Marcela se incorporó. Dejó la copa y sonriendo se despidió. Dijo estar apurada y que tenía una reunión.
- Esperá, no te vas a ir caminando. Yo te alcanzo…, se adelantó Rodolfo
- No te molestes. Necesito calentarme los pies, que los tengo helados.

41 comentarios:

Estrella dijo...

Hay una película. "Adulterio", que tiene una escena al estilo de la que contás.
Saludos!

Wonder woman dijo...

ESTRELLA, lo que cuento no es una historia original, eso ya lo sabemos. Quién no lo hizo alguna vez...
Igual, esa peli no la vi, me parece. La que conozco es "Infidelidad", pero no creo que hables de esa.
Besos!!

el_iluso_careta dijo...

MUY BUENO NENA...MUY BUEN RELATO...

Juliana dijo...

Como siempre, buen relato Wonder. Te va llevando, te mete en la historia con tanta naturalidad y soltura... Pero ya no debería mencionar más eso, ya que es habitual en todos tus escritos, y es lo que me encanta de tu forma de escribir.
La historia, buenísima. Cuántos casos como este habrá?? Uuuufff...
Pero esta Marcela, que guacha, irse así, sin un guiño ni nada...jajaj
Muy bueno WW, muy bueno.
Besitos!!!

Mar dijo...

bien ahi marcela....
me encantó.

Howard Roark dijo...

Je je je... Buenísimo relato como siempre!

Si hay algo que adoro de las mujeres es que sean infinitamente mas inteligentes que los hombres (va por vos y tus relatos WW y por Marcela)...

Ely dijo...

ANDA, YO NO LO HE HECHO. LO HARE. aca siempre termino inspirada jaja

Wonder woman dijo...

Gracias ILU. Besote.
JULI, siempre pienso que mientras yo devoro unos tallarines, cerca mío hay alguna pareja tocándose debajo del mantel... es inevitable!!! Ajajajaj! Gracias. Como siempre, sos muy amable. Besotes.
MAR, antes que nada, bienvenida. Consulta: ¿algo que ver con la MARcela del relato? Besos.
HOWARD, vos siempre tan dulce. Gracias. Ya te avisé, pero te lo repito: cuidado con ese mequetrefe con forma de humano que me parece que te quiere hacer algo...
Vamos ELY!!! Está muy bueno! Eso si... no huyas como Marcela! Beso.

El Fantasma dijo...

Me gusta... me gusta...
Eso de jugar al límite y las ironías del final... Un clásico de amores prohibidos

El Doc 9 dijo...

muy bueno wonder, como siempre, insisto siempre con que no es bueno las personas histéricas, de esas que calientan la pavita, y despues nada. grande WW, 1 beso grande, siempre muy bueno

Stella dijo...

ajajajajjaa que turra la mina!!!
Me encantó!!!

Besitooo

Wonder woman dijo...

FANTASMA, para vos es fácil jugar al límite porque sos invisible (je!) Besotes, Bonito!
Claro DOQUITO, a vos te gusta que concreten, ¿no?. No calentemos la pava si no vamos a tomar mate... Besos!!
Si!!! Una turra!! Como somos las mujeres ESTELLITA... Besito.

Mensajero dijo...

Debo dejar de salir con chicas punks.
No sabe el tiempo que pierden en desatarse los borceguíes....

Peile dijo...

buenisimo este relatooooo
justamente hoy pensaba en eso, q cuanto hacia q no me mandaba una de esas! y pense en esa escena!(parecida, obvio) te juroo telepatiaa
saludoss

Damián de Haedo dijo...

¡Qué guacha! Y para colmo se fue sin garpar la cuenta... Me pregunto cuánto de autobiográfico hay en estos exquisitos relatos... Y por qué jamás me pasan a mí este tipo de historias...

CecydeCecy dijo...

wonder, tengo que decirte que este me a atrapado muchisimo a veces me pregunto si pudiera hacer eso y estoy segura de que no, pero es como exitante atrapante, es una guachada, jajaja

pero me gusto muchisimo..

besitos linda.

Lulis*~ dijo...

muy muy bien contada.... me gusto mucho WW ;)

El Tecladista dijo...

Hola Woman como estas Yo soy amigo de Cecy y otro blog yo soy de Venezuela, yo toco Piano y guitarra y canto y componia canciones.
Yo ago comida los animales perros y gatos, yo me llamo Luis Martin yo tengo mi blog se llama El tecladista cuando quieres escribir cuando quieras.

Wonder woman dijo...

MENSAJERO... y sí... Igual, ahora hay unos borceguíes muy cómodos con cierre al costado, que no tienen la necesidad de desatarse los cordones. Esta vez, no le cobro por el dato. Besotes!!
PEILE!! Eso se llama conexión!! Buenísimo. Y dale! Metele pata (je!)Besitooooooooo
CECY! Tu puedes hija! Vamos! Sorprendelo a Peter con unos masajes por debajo del mantel... Después contame!! Ajajajaja!!

Wonder woman dijo...

Vamos DAMIAN... no mientas. Me parece que usted sólo tiene memoria para el cine y la música... Y siempre hay algo de autobiográfico. Besos.
Gracias LULIS. Besitos.
LUIS MARTIN, bienvenido. Los amigos de Cecy son mis amigos!! El castellano es tu segundo idioma, no? Como me interesa conocerte un poquito más, pasaré por tu blog a leerte un rato. Besos.

Pescáu dijo...

Usted sabrá perdonar que yo sea tan caido del catre... pero no entendí. ¿Cuál es la queja de la mina? ¿Era puro histeriqueo?
De nuevo, yo soy medio marmota y esperaba, al final, que el pie fuera del amigo, juaj.

¡besos de peixe!

Gemma G dijo...

AHH! Cuando Julia se de cuenta yo la ayudo a desplumarla…Gayina bataaaraaza!!!!!

Migoz dijo...

Yo lo agrarré para el mismo lado que el pescáu! Apenas comenzó el relato y no estaba definido de quien era el pie, lo primero que pensé fue en el reclamo de Mangosta:

Hubiera estado mejor que el protagonista fuera un masajista de un club de fobal y el que se enamora el delantero estrella del equipo... pero no...


y en tu respuesta:

lo que pasa que no todos mis lectores gustan de los muchachos como usté. Veré que puedo hacer para la próxima.

y a partir de ahí no me imaginé que no era otra cosa que el pié del kompadre. Y el final para mi no terminó de cerrar como quieren creer todos!!! para mi que el que le sobaba el ganzo era Rodolfito!!!

Mangosta dijo...

Yo creo que la que le apoyaba la pata era Gabriela Micheti...

Un poco amor negro cheeeeeeeee...

Veo Wonder, por lo que dice MIgoz, ya me hizo mala fama... qué mujer cheeeeeeeee!!!!

saludos mang-hostiles...

cheeeeeeeeee

Wonder woman dijo...

PESCAU, MIGOZ Y MANGOSTA. Parecen que quieren boicotearme el relato, pero no va a suceder.
Rodolfo no puede ser porque estaba sentado al lado de él (lo aclaro en el cuentito, lean bien).
Ustedes se burlan porque les encantaría estar comiendo pollito y que una linda señorita le haga mimitos a su compañerito de aventuras.
Ojalá les pase!!!! Está muy bueno.
Y no les dejo besos de ningún estilo.
GEMMA divina!!! Vamos juntas en patota!! Besote.

Wonder woman dijo...

MIG, te vas al rincón por escribir "Le sobaba el ganso" (que dicho sea de paso, va con S)
Orejas de burro y un chirlo en la cola.
Te vas a dormir sin postre!!

Migoz dijo...

Mangosta, ¿Por qué mala? Fama en fin.

Wonder, es cierto que el amigo estaba sentado al lado, es que me confundió un poco cuando levanta la cabeza mirando a sus tres compañeros de mesa. El Rodolfo no será contorsionista o al menos de buena elongación?

Disculpas por mi vulgar vocabulario, me voy con mi ganZo al rincón.

Wonder woman dijo...

Vaya, vaya y pórtese bien.
La próxima, se queda como Bart después de hora y escribe GANSO hasta llenar el pizarrón.
Besito.

Edge dijo...

Infidelidad...

Tremenda.

SalU2
T.

Wonder woman dijo...

Hola T.
Si!! Tremenda... Diane Lane es divina y ellos, bué, no voy a negar que ambos me provocan cosquillas.
Y tiene un par de escenas... Todo bien? Besote.

Mangosta dijo...

Migoz: decía mala fama porque ahora van a decir por la blogósfera "eehhhh Mangosta se la come". Y te lo agradezco, pero no... aunque no tiene nada de malo... jejjej... me acordé de un capítulo de Seinfeld en el que lo confunden por un gay y se la pasa diciendo todo el capítulo "yo no soy gay, aunque no tiene nada de malo..."... la corrección política abordada con un humor de primera... no le intentamos boicotear nada mujer... por favorrrrrrrr

saludos mang-hostiles

Mar dijo...

Gracias, paso siempre pero nunca comento. Nada que ver con MARcela... aunque la actitud, wow! quizá podría haber sido yo.

Migoz dijo...

jajaja, ok Mangosta, está comprendido el punto.
Que bueno Sienfield, aunque lamentablemente no he visto ese capítulo.

Bitter dijo...

jajaja, "Marcela ÍDOLA", ya me gustaría poder hacer algo así, es que soy muy tímida.
aaah wonder chica mala, ya me fui con ideas para este finde.
para ti que tengas buen finde también
besazos

Wonder woman dijo...

Hola. Estoy volviendo.
Gracias por estar.
Besos!!!

Wonder woman dijo...

MANGOSTA, mi querido, no aclare que oscurece.
MIG, no molestes a Mangosta. Portate bien.
MAR, buena la actitud, nena! Beso.
BITTER! Me encanta servir de inspiración para algo! Ajaj! Besotes hermosa!

Buda de nieve dijo...

Como venimos con los relatos eróticos, m´hijita...

Wonder woman dijo...

Qué pasa BUDA? Lo incomodo o le gustan las cosquillas?
Beso...

Howard Roark dijo...

No te preocupes Wonder que el mequetrefe está bajo control...

Che, a mí me pasa constantemente todo lo contrario que a Seinfeld... ;P

Sophie dijo...

Punto 1:
La mina es una histérica

Punto 2:
Despues dicen los hombres que no se bancan las minas histéricas

Punto 3:
Menos mal que él no se levantó porque hubiera arrastrado el mantel sin darse cuenta ;-)

Punto 4:
EXCELENTE RELATO WOMAN!!!

Besos

Wonder woman dijo...

Claro HOWARD, of course...
Me quedo tranquila entonces que el mequetrefe ese no le hará nada malo?? Besotes!!
Claro SOPHIE!!! Es así! No se las bancan, pero les gusta. Y si se levantaba él podría haber pasado cualquier cosa!!!! Ajajaj!
Besos.